Todo lo que empieza, acaba...

lunes, 12 de diciembre de 2011

Es increíble como con el tiempo empiezo a ver las cosas con más claridad. Mucha más claridad. Veo todo objetivamente, desde otro punto de vista. Puedo considerar cosas que antes ni tenía en cuenta. Sé quién vale la pena y quién no, se quién me quiere y quién no. Tengo suerte de poder contar con los dedos de una sola mano quienes son los que no valen la pena, los que no interesan. Estoy feliz de poder decir que no me alcanzan los dedos para contar a las personas que quiero..

No hay comentarios:

Publicar un comentario